Warning: Creating default object from empty value in /home1/victor7/public_html/MARKETINGDERESTAURANTES.COM/wp-content/themes/canvas/functions/admin-hooks.php on line 160

Restaurantes, ¿qué hacemos con los niños?

Existe un tipo especial de niño. Llamémoslo… Revoltosus incordians. Del mismo modo que en ciertas zonas de España se libera un lechón para que lo críen entre todos los vecinos del pueblo y, llegado San Martín, se sortea y se lo queda a quien la Fortuna sonría, algunos papis sueltan a su precioso retoño cuando van a un restaurante, pensando que todo el mundo está deseando hacerle carantoñas… Cuando secretamente les gustaría darle “sin querer” un pisotón y facturárselo a sus relajados papás.

espacio infantil

Lo que en principio puede parecer un inconveniente menor puede resultar en una carga para la cuenta de resultados. Aparte de mamis y papis sin descendencia y deseosos de tenerla, a muy pocos les gusta criar al hijo de los demás y, cuando están a punto de obtener la recompensa de ver al guerrero descansando, devolvérselo a la parejita, que ya lleva cuatro copas de vino.

Una inocente catástrofe

Traducido: tan inocente criaturita nos está haciendo perder dinero a tu restaurante porque mamá y papá quieren descansar un poco de ese dolor de cabeza andante y no tienen con quien dejarlo. Tenemos un problema.

Si rechazamos o prohibimos la entrada de padres con sus hijos, sobre todo si tu negocio quiere ser para toda la familia, perderemos clientela e imagen a partes iguales; si dejamos que el talibán en potencia campe a sus anchas, los otros clientes acabarán por buscarse un sitio más tranquilo (un país en guerra, por ejemplo) ¿Qué hacemos?

 

Como un judoca, usemos la fuerza del adversario

La solución pasa por unirnos al enemigo, ya que no podemos luchar contra él. Por adaptar instalaciones y menús del restaurante a los pequeños, para tranquilidad de sus padres y alivio de quienes no lo son.

Comencemos por la parte que requiere más trabajo: instalar una zona para los pequeños. Si disponemos de una terraza, reservemos parte de ella para sus juegos: unos columpios, un arenero… Por supuesto, todo homologado y con las mayores garantías. Los niños tendrán un sitio para ellos, donde jugar, gritar y dejar en paz a quienes sólo pretender comer algo sin mucho jaleo alrededor.

 

Las necesidades especiales del menú

Y, ahora, la parte sencilla: un menú infantil. Lo normal es que a los niños, a pesar de que están continuamente derrochando energía, los platos que se comen los adultos les vengan grandes y, en ocasiones, les resulten difíciles de comer. Adaptemos las viandas para ellos, sus necesidades y sus gustos.

Ya que les hemos reservado una zona del restaurante para ellos solitos, que cuando vengan a la mesa disfruten también de una comida pensada para ellos: como comen en gran medida “por los ojos”, que sea un plato vistoso, de colores vivos, con figuras infantiles incluso.

Como, además, suelen ser perezosos para masticar y, a según qué edades incapaces de usar bien la cubertería, que la comida sea blanda y cortada en cómodos pedacitos. Pero es que, además, el marketing de restaurantes para niños presenta una peculiaridad.

 

Los niños, nuestro argumento de venta

En un restaurante chino no dejaríamos de cobrarle un a chino, aunque viniera acompañado de dos occidentales. Sin embargo, teniendo en cuenta que la ración del pequeño suele costar menos y que no todo el mundo presenta las condiciones para que éste disfrute y deje disfrutar, podemos repercutir parte del precio en los menús de los adultos y ofrecer un “menú infantil gratis”.

Se trata sólo de ideas, sugerencias que cada un ha de adaptar a su público, pero, con un poco de trabajo, ese pequeño “enemigo” puede ser nuestro mejor aliado.

About the author

Victor Capetillo En el 2008 Victor Capetillo fue entrenado por Toyota Motor Corporation, para implementar el modelo de éxito que ha mantenido a esta empresa trasnacional, como la empresa automotriz mas rentable a nivel mundial. Los restaurantes son los pilares de la economía de cualquier país latino, y por eso es necesario que tengan la información adecuada para prosperar, independientemente de quien este en el gobierno y en que estado este la economía”, para esto, he creado el novedoso sistema: Restaurante Exitoso, el cual es la solución ideal para multiplicar las ganancias netas de cualquier restaurante… en tiempo récord!

About Victor Capetillo

En el 2008 Victor Capetillo fue entrenado por Toyota Motor Corporation, para implementar el modelo de éxito que ha mantenido a esta empresa trasnacional, como la empresa automotriz mas rentable a nivel mundial. Los restaurantes son los pilares de la economía de cualquier país latino, y por eso es necesario que tengan la información adecuada para prosperar, independientemente de quien este en el gobierno y en que estado este la economía”, para esto, he creado el novedoso sistema: Restaurante Exitoso, el cual es la solución ideal para multiplicar las ganancias netas de cualquier restaurante… en tiempo récord!

, ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Perder para no perder | MarketingdeRestaurantes.com - octubre 22, 2012

    [...] Las pérdidas del negocio en los siguientes meses al faltarle clientela casi lo obligan a cerrar, en una época, por cierto, en la que la economía española era boyante. Pero, ¿cuál fue exactamente el error del desafortunado gerente? La avaricia y la falta de visión general. [...]

Deja un comentario