Warning: Creating default object from empty value in /home1/victor7/public_html/MARKETINGDERESTAURANTES.COM/wp-content/themes/canvas/functions/admin-hooks.php on line 160

La delgada línea entre la amabilidad y el exceso de confianza

Muchas veces he escrito en este blog sobre la necesidad de que los meseros den a los clientes de tu restaurante un trato amable y cordial, que los haga sentir en confianza. Esto es muy importante para crear esa experiencia de servicio que busca una persona cuando se sienta en una de tus mesas, pero hay qué saber hacerlo.

La delgada línea entre la amabilidad y el exceso de confianza

Como en muchos aspectos de la vida, entre un mesero cordial y uno pesado existe una frontera muy sutil, pero que no por eso deja de existir. Es importante que tus meseros, como fuerza de ventas que son, tengan en cuenta algunos aspectos para no traspasarla, porque te arriesgarías a perder tu reputación.

Intimar con los clientes

Algunas veces los comensales que no tienen pareja, o incluso los que la tienen y están buscando una aventura, intentan coquetear con los meseros de los restaurantes que visitan. Corresponder con una discreta sonrisa a una frase elogiosa no tiene nada de malo, pero responder a ella con otra ya es pasar una línea de respeto que siempre debe existir y sobre la que tu equipo debe estar muy consciente. El colmo de esta situación llega cuando uno de los clientes solicita el teléfono del mesero, algo a lo que por ningún motivo deben acceder.

Tomar partido en situaciones conflictivas

Seguramente tu restaurante habrá sido testigo en muchas ocasiones de acontecimientos felices, pero también apuesto a que ha sido escenario de incidentes bochornosos como discusiones de parejas que terminan en llanto.

Una reacción muy humana es intentar consolar a quien está triste, pero los meseros no se pueden involucrar demasiado en estas situaciones. Una caja de pañuelos o el ofrecimiento de alguna bebida relajante, como una infusión, serán lo máximo a lo que pueden llegar.

Cuidado con el humor

Es cierto que la risa nos hace humanos, pero el humor es un recurso que debe estar limitado al máximo. Intentar hacer chistes ante situaciones difíciles, como un retraso en el pedido o una confusión con las órdenes, no es lo más indicado, pues los clientes lo pueden tomar como una excusa floja y destemplada.

Trato con los niños

En la mayoría de las personas los más pequeños despiertan sentimientos de ternura y deseos de acariciar sus cabezas, pero muchos padres podrían sentirse ofendidos o amenazados si un extraño hace esto con sus hijos. Ni siquiera en el caso de familias que sean visitantes asiduas es recomendable tomarse esta confianza, porque nunca se sabe qué piensen los padres al respecto.

No preguntar sobre la vida privada

Parece sacado de un chiste o una caricatura, pero no falta el mesero que le pregunta a un comensal que por qué no vino con su esposa al verlo con una mujer que no es su acompañante habitual. Moral aparte, la vida privada de los clientes solo les importa a ellos, y puede ser que el caballero en cuestión haya estado visitando el local con su amante y la que lo acompaña en ese momento sea su esposa legítima.

No es el único caso, claro. Se pueden echar a perder negocios de clientes si un mesero indiscreto pregunta a un comensal que cómo van los negocios con el fulano con el que vino la otra vez, sin saber si quien lo acompaña en este momento es de un competidor.

Está bien intentar demostrar que se conoce a los clientes frecuentes, pero incluso preguntas tan inocentes como “¿lo de siempre,señor?” pueden ser comprometedoras, por lo que se requiere mucho tacto para hacerlas bien.

About the author

Victor Capetillo En el 2008 Victor Capetillo fue entrenado por Toyota Motor Corporation, para implementar el modelo de éxito que ha mantenido a esta empresa trasnacional, como la empresa automotriz mas rentable a nivel mundial. Los restaurantes son los pilares de la economía de cualquier país latino, y por eso es necesario que tengan la información adecuada para prosperar, independientemente de quien este en el gobierno y en que estado este la economía”, para esto, he creado el novedoso sistema: Restaurante Exitoso, el cual es la solución ideal para multiplicar las ganancias netas de cualquier restaurante… en tiempo récord!

About Victor Capetillo

En el 2008 Victor Capetillo fue entrenado por Toyota Motor Corporation, para implementar el modelo de éxito que ha mantenido a esta empresa trasnacional, como la empresa automotriz mas rentable a nivel mundial. Los restaurantes son los pilares de la economía de cualquier país latino, y por eso es necesario que tengan la información adecuada para prosperar, independientemente de quien este en el gobierno y en que estado este la economía”, para esto, he creado el novedoso sistema: Restaurante Exitoso, el cual es la solución ideal para multiplicar las ganancias netas de cualquier restaurante… en tiempo récord!

,

One Response to La delgada línea entre la amabilidad y el exceso de confianza

  1. Guadalupe abril 12, 2013 at 4:55 pm #

    que bueno este artículo me encanto

Deja un comentario